El secreto tras la imagen

Se abre el debate, comienza la polémica y nos encontramos una vez más frente a una fotografía con secreto. Su autor es un español, José Luis Rodríguez, fotógrafo de naturaleza, ganador de numerosos premios y publicador de miles de fotografías y cientos de reportajes en los diversos medios de comunicación.

La polémica fotografía.

 Fue el pasado mes de octubre cuando se celebró el prestigioso certamen “Veolia Environment Wildlife Photographer of the Year 2009”, organizado por el Natural History Museum de Londres y el BBC Wildlife Magazine, los cuales han dado reconocimiento a las mejores fotografías de naturaleza durante los últimos 46 años. En esta edición del certamen, el español se enfrentaba a nada más ni nada menos que 43.135 instantáneas con su imagen de un lobo saltando una verja en una finca de Ávila, logrando con ella impresionar al jurado y llevarse el premio.

José Luis Rodríguez en 1988.

Pasados unos meses, las sospechas fueron creciendo cuando múltiples páginas Web expresaban una posible “falsificación” o “trampa” en la fotografía.
Al poco tiempo después se confirmó que José Luis había vulnerado el artículo 10 de las bases del certamen, el cual obligaba a los participantes a declarar de antemano si los protagonistas de sus fotos eran animales domesticados, y en este caso, el lobo lo era. Procediendo con sucesivas medidas, se le retiró el premio de inmediato.

Pero realmente, para los amantes de la fotografía, ¿en que criterios nos basamos para valorar una foto? Valoramos el impacto visual, su contenido y lo que representa. Bajo estos tres conceptos la foto de José Luis Rodríguez es una clara ganadora en todos sus aspectos y no debería ser de gran relevancia el historial detallado de uno de sus componentes. No obstante, las bases de un concurso tan prestigioso como el anteriormente citado no dejan lugar para el error o la mentira, y es conveniente que entre tanto talento se exijan el cumplimiento estricto de todas ellas.

Anuncios

Un comentario en “El secreto tras la imagen

  1. Por supuesto que hay que cumplir las normas, pero si son tan absurdas como esta habría que ponerlo en tela de juicio. ¿Qué mas da si es domesticado? Cumple con la función de una buena foto: impactar al espectador, mostrar algo poco visto, bonito…En fin, nunca entenderé a los ingleses XD

    Un saludo Vicky! Me gusta muuucho tu blog 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s