“The Kiss”

En un día como hoy, el día de San Valentín, es preciso escribir y dar a conocer la historia de una de las fotografías más famosas de todos los tiempos y que, precisamente, le debe toda su fama a un simple beso. 
*

El 14 de agosto de 1945 centenares de ciudadanos norteamericanos inundaron las calles de Nueva York en celebración tras la retirada de Japón de la guerra, lo cual supondría el fin del segundo conflicto mundial.
Periodistas y fotógrafos se lanzaron de igual modo a las aceras de la gran ciudad con el objetivo de inmortalizar ese momento histórico, pero fue Alfred Eisenstaedt, un fotógrafo de la revista Life, quien capturaría la fotografía más emblemática y mundialmente conocida del “V-J Day”.
Eisenstaedt, nacido en Prusia en 1898, consiguió vender su primera fotografía a una publicación en el año 1927, emigrando 8 años después a los Estados Unidos donde pasaría a formar parte del staff de la conocida revista Life.

El día en el que Japón anunció su retirada de la guerra, Alfred se encontraba en el Times Square rodeado de personas celebrando la noticia, y fue entre tanta conmoción donde capturó la imagen de un marinero dándole un
beso inesperado a una enfermera.

"The Kiss"

Esta fotografía se titularía “The Kiss” y sería la imagen más representativa del fin del conflicto armado mundial. Algunos la interpretaron como el amor que siempre vence a la guerra y periódicos como La Vanguardia se referirían a ella diciendo: “Hay imágenes que son bendecidas con el don de la vida eterna desde el momento en que son tomadas, es el caso de The Kiss”. 

La curiosidad por saber quienes eran los dos protagonistas de esta fotografía llevó a más de 20 hombres a afirmar que eran el marinero, y al reconocimiento por la propia revista Life de Edith Cullen Shain como la famosa enfermera, aunque esto nunca fue confirmado por el fotógrafo.

Edith Cullen Shain, de 27 años aquel día, declaró en el año 2005 a CTV News lo siguiente: “Un marinero me cogió y me besó durante un largo rato. Cuando me sujetó no lo vi y cuando me besó no lo vi… Yo había cerrado los ojos.”
Se teme que el acompañante de Edith nunca será identificado, aunque no por ello ha dejado de ser esta una de las imagenes más emblemáticas e históricas de todos los tiempos.

Anuncios

5 comentarios en ““The Kiss”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s