Seminario “Fotoperiodismo de Acción”

Éxito en la celebración del seminario “Fotoperiodismo de Acción” el pasado 31 de marzo en la Facultad de Ciencias de la Información de la UCM.


Se daba la cita para el último jueves de marzo en una de las facultades de la Complutense, el tema era el fotoperiodismo y las personas que acudieron a disfrutar de los ponentes durante unas escasas 2 horas fueron suficientes para llenar casi toda la sala.

“Hola, buenos días, bienvenidos a esta sesión. Una sesión que seguro que marcará en vuestras vidas un antes y un después”, aseguró
Javier Fernández del Moral, Catedrático de Periodismo Especializado y moderador del seminario.

Los invitados fueron Diego Caballo (redactor-jefe de edición gráfica de la agencia EFE), Daniel Caballo (periodista gráfico e hijo del anterior), Antonio Cabello (director de la revista Arte Fotográfico) y Agustín Catalán (reconocido fotógrafo), y fueron ellos quienes, desde las 9:00 hasta las 11:00 captaron la atención de estudiantes
que querían dedicarse también al fotoperiodismo.

(de izq. a derecha) Daniel Caballo, Diego Caballo, Javier Fernández, Antonio Cabello y Agustín Catalán.

Este seminario, bajo el título Fotoperiodismo de Acción”, tocaba temas como la especialización del periodismo en los distintos soportes, el contenido de una de las revistas fotográficas españolas más importantes y la fotografía en los grandes desastres como el 11-M. En definitiva, como conseguir esas imágenes de conflicto, dignas del buen fotoperiodismo y del buen profesional.

*

“Es un placer estar aquí, de nuevo”, comenzaba Diego Caballo, ex-alumno de dicha facultad y actual miembro de la agencia EFE. “Vamos a dedicarnos a la fotografía de acción, de conflicto, de vanguardia.
Esa dificilísima especialización”
.

“Es la fotografía que no solamente tiene que ir o pasar por el subconsciente sino que fundamentalmente ha de pasar por el corazón. Para obtener este tipo de fotografías hay que ir fundamentalmente como deber sagrado primero con la verdad. El Photoshop no debe poner lo que no ha salido en la fotografía.
Es muy difícil fotografiar una bala en el aire,
pero a veces es más difícil fotografiar la dignidad”.

A continuación un vídeo de su intervención.

*

El siguiente en intervenir fue Antonio Cabello, director de la revista Arte Fotográfico y el cual comenzó afirmando “Las dificultades sobre las nuevas tecnologías han aportado un nuevo ritmo sobre la información. La revista en papel mensual es muy limitada y los productos de fotografía yo digo que son como los yogures, que vienen con fecha de caducidad.
Una cámara tiene una vigencia muy cortita”.

“En Arte Fotográfico hemos ido haciendo diferentes temáticas y me encontré con la necesidad de hacer una temática que era el fotoperiodismo de acción. Cuando acabé de hacer este proyecto pues salí muy tocado porque yo estoy muy acostumbrado a relacionarme con fotógrafos de arte donde la manipulación, la intervención o lo que es la creatividad entra en juego en el día a día. En el fotoperiodismo de acción aquí no existe ninguna manipulación, ninguna intervención, solamente la del propio fotógrafo que se encuentra tan cerca de la acción que prácticamente el propio sudor impregna su camiseta. Comparten y sufren de la propia acción”.

Asimismo, Cabello quiso hacer mención a dos grandes fotógrafos españoles, José Cendón y Emilio Morenatti, los cuales sufrieron un secuestro y un atentado que obligó a la amputación de un pie, respectivamente, y sobre los cuales dijo “Este tipo de fotógrafos sinceramente tienen una pasión… No creo que sean personas que traten de perder la vida directamente,
yo creo que es que es su amor por la fotografía”.

“La fotografía es inmediata, es verdadera, es lo que informa,
aquello de que una imagen vale más que mil palabras
yo creo que en este tipo de fotografías se da”.

*

El siguiente ponente, Daniel Caballo, dedicó su intervención a “La fotografía informativa en los grandes desastres”, concretamente en los tres atentados más significativos de nuestra historia: El 11 de septiembre de Nueva York (11-S), el 11 de marzo de Madrid (11-M) y el 7 de julio de Londres (7-J). Todo ello abordado desde la perspectiva de la ética, de si se deberían publicar determinadas fotografías o no.

“Una imagen nos puede hacer despertar mucho más que ver el video en el telediario, yo creo que es mucha más reflexiva la fotografía y nos hace tener mucha más conciencia y nos hace pensar bastante más”.

Daniel Caballo durante su intervención con una imagen del 11-S.

“El hombre saltando del edificio, es la única imagen de personas que van a fallecer que pudimos observar en el 11-s. Hubo una gran censura, no sabemos si para quitarle dramatismo, para salvaguardar sus intereses, por todo el conflicto. En ningún caso vimos sangre, vimos tripas, vimos vísceras, y hubo muertos pues ni se sabe todavía la cifra concreta”.

Fotografía más conocida del 11-M, por Pablo Guerrero.

“La foto más famosa del 11-M fue de Pablo Torres Guerrero. Hizo una vista general, sin hacer zoom, sin hacer un especial hincapié en una parte sangrinolienta, sin ir al morbo. Lo único que se ve es un trozo de pierna amputado y es lo que más puede molestar al lector”.

“Podemos elegir si comprarle esa foto al El País y publicarla tal cual o no publicarla porque nos parece desagradable, pero en ningún caso podemos manipularla para que sea como nos hubiese gustado”. Algunos medios optaron por publicar dicha imagen cortándola, poniendo un titular por encima, saturando el color rojo para que pasara más desapercibido o directamente eliminando el elemento que molestaba. “Debería ser el lector el que decida si ver o no esa imagen, si comprar o no esa edición o si fijarse en esa imagen reposadamente o pasarla directamente. Es como cambiar de canal cuando nos están poniendo una noticia desagradable cuando estamos comiendo”.

Para concluir, Daniel Caballo hizo referencia a la cuestión ética de publicar imágenes en cualquier situación de conflicto, dolor o muerte. “¿Con muertos o sin muertos? ¿Nos conciencia más si se ven los cadáveres o nos conciencia menos? ¿Nos provoca repulsa y paso de página rápido o cambio de canal? O me quedo mirando la imagen y me deja tocado, me deja concienciado de lo que está pasando en algún país a miles de kilómetros. Este debate, yo creo que es algo que no está regulado y que únicamente depende de los editores”.

*

Agustín Catalán, fotoperiodista español y corresponsal en conflictos, fue el último en intervenir con un resumen de su trayectoria profesional. “He cubierto atentados terroristas en Bilbao y Madrid, el Prestige, el 11-M, etc. Fuera de España he trabajado en 23 países, me han negado la entrada en 4”, aseguró, provocando risas en la sala.

“Un fotógrafo de prensa tiene, bajo mi criterio, tiene que ser capaz de realizar, con la suficiente sangre fría, todo tipo de trabajo incluido el de meterte en un berenjenal que aparentemente tu no has ido a buscar”.

Antonio Cabello (izq.) y Agustín Catalán.

“Te encuentras en un fregado sin comerlo ni beberlo cuando de repente es como si te hubiesen transportado en un agujero negro y han metido en el infierno. Entonces, ¿qué ocurre en el infierno? Pues durante los primeros 5 minutos, 10 minutos, uno dispara todo, estás alocado. Estás trabajando y no te importa un carajo si sale una cara de alguien o no. Estás trabajando, digamos, impulsivamente. Pasado ese tiempo lo que haces es reflexionar, entonces es cuando ya ahí si que puedes tener más censura, decidir sacar o no sacar”.

*

En la posterior rueda de preguntas se abordaron cuestiones como el chaleco identificativo para la prensa ideado por la FAPE (Federación de Asociaciones de Periodistas de España), sobre el cual Agustín Catalán afirmó: “Yo soy de la opinión de que el fotógrafo tiene que camuflarse, tiene que pasar desapercibido, y es nuestra mejor garantía”.

Asimismo, Daniel Caballo contestó una última pregunta referente al intrusismo en el periodismo en general y fotoperiodismo en particular, a lo cual aseguró: “Intrusismo el primero que hay es el móvil, el que el ciudadano a pie tenga un móvil con una cámara de 8 megapíxeles y pueda hacer una foto y enviarla a medios. En algunos medios incluso se pide el fotoperiodista ciudadano. En ese momento puntual informarán, pero no son profesionales, no han sido educados para informar, no tienen ese talento que a priori debería ser innato. En España no hay una carrera de fotógrafo como la hay en Estados Unidos o en Alemania ni te exigen un título para trabajar. En periodismo ocurre igual, hay muchísima gente que ejerce de periodista y no lo es. Intrusismo hay bastante pero lo que más influye son las nuevas tecnologías, que todo el mundo tenga en tamaño muy pequeño una cámara que ofrezca una resolución como para poder publicar. Te conviertes no solo en testigo de los acontecimientos,
sino en informador”.

*

Nos quedamos con una diapositiva del seminario que lee lo siguiente.

No son los “disparos” de armas de fuego lo que suelen despertarnos.
En definitiva,  este Seminario nos deja pensando que, a pesar de vivir en un mundo donde piden personas para defenderse en todos los soportes, la fotografía sigue teniendo ese lugar único de entre todos ellos y que aún conserva la capacidad de transmitir toda una nueva realidad informativa a través de algo tan aparentemente sencillo como es la imagen.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s